TODO EMPEZÓ EN EL AÑO 2007

Todo empezó en el año 2007, con la compra de una casa casi en ruinas y con mucha ilusión. Poco a poco la fuimos rehabilitando, queríamos que fuera una exposición de nuestra empresa familiar dedicada a la construcción y también una apuesta por el mundo rural.
 
En 2013 todo cambió. Miguel, mi marido, falleció y con la obra casi terminada hicimos con mucho empeño el resto.
 

Hemos querido dedicársela a él, a su buen hacer, a su profesionalidad y es su homenaje. Por ello los nombres de los apartamentos se llaman Ejulve y La Mata de los Olmos.

Ejulve, porque es el pueblo donde se crió y disfrutó de su infancia, y La Mata de los Olmos, donde vivió tras casarse y formó su familia.

En ambos pueblos, nuestra empresa Construcciones AZMI realizó numerosas construcciones, es por ello que cada habitación de la casa es una pequeña muestra de nuestras obras.

Translate »